Limpieza criogénica

La limpieza criogénica es un revolucionario método de limpieza, a través del cual se proyecta por alta presión un chorro de hielo seco en forma de pequeñas y compactas partículas llamadas pellets. Estos pellets de hielo seco son acelerados por presión de aire comprimido, tal como ocurre en las técnicas de chorreado tradicionales. Lo singular de utilizar hielo seco en un chorro de alta presión como agente de limpieza, es que las partículas de dicho material pasan de estado sólido a estado gaseoso al hacer impacto con una superficie. Esto significa que el área objeto de limpieza queda totalmente seca y libre de sustancias secundarias. Como se trata de un proceso completamente libre de humedad y que no crea conducción de electricidad, es posible utilizarlo en lugares donde no hay cabida para los métodos tradicionales.

Empresas de limpieza criogénica en Cantabria