Limpieza de fosos de ascensores

En realidad, la limpieza y mantenimiento del ascensor es uno de los aspectos más importantes en el mantenimiento de una comunidad, ya que se trata de un espacio pequeño por el que pasan prácticamente todas las personas del edificio al menos un par de veces al día. De esta manera, se convierte en fundamental realizar una limpieza frecuente tanto del cubículo en general, como de los espejos y botonera en particular. En esta línea, uno de los aspectos a los que hay que prestar especial importancia durante el proceso de limpieza son los carriles del ascensor, ya que es usual que en ellos caigan restos de las suelas de los zapatos e incluso trocitos de papel, que poco a poco dificultan el cierre de las puertas hasta terminar con su deterior y rotura. Junto a la limpieza interior y exterior del ascensor, también es conveniente la limpieza periódica de los fosos, con el objetivo de eliminar toda la suciedad que poco a poco cae por el hueco del ascensor y que puede quedarse adherido al engranaje del ascensor y dificultar su funcionamiento.